sábado, 25 de agosto de 2012

49, Amor


Todo tiene un origen y meta
y son en esencia la misma cosa.
La necesidad de caminar sendero adecuado
solo se descubre
cuando uno se pierde entre zarzas.

¿Qué es el ansia de poder
sino un sucedaneo de amor propio?
¿Qué es el odio
sino la busqueda del opuesto
para definir el ego?

Esto contra aquello
para definir los limites de nuestra muralla.
¿Porque levantar paredes
cuando lo que queremos es aire?
¿Para que alejarnos
si lo que queremos es cercanía?

No hay mayor plenitud
que en el compartir,
no hay mayor tranquilidad
que la de confiar,
no hay mayor sabiduría
que comprender,
no hay mayor desarrollo
que en cuidar,
no hay mayor potencia
que en el agradecimiento.

Porque ante lo robado
alguien te daría lo suyo,
ante la traición
se desenmascararía la mentira,
ante el error
se encontraría la solución,
ante los malestares
aparecerían mil remedios
y nunca se tendría la sensación
de que la vida nos debe algo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario