miércoles, 5 de septiembre de 2012

52, Hermandad


La Humanidad es una sola cosa
y aunque dividida en sujetos
corresponden a la misma naturaleza.

Quién niega su parentesco
queda solo
quién blinda su parentesco
crea sectas
quien acepta su parentesco
tiene armonía.

Quién bien obra
tiene tanto de humanidad
como quién mal obra.
¿Entonces, porque hacer
una distinción de esencia?
¿Porque convertir radicalmente
a unos enemigos
y a otros en aliados?

Los actos definen a la persona,
no obstante no son lo mismo que está
¿Si eso es suficiente para conocerlas,
para que tantos juicios de valor?
¿Si cada acción tiene una consecuencia,
para que atacar a la persona?

Quién acepta su hermandad,
es capaz de ver el acto
pero amar a la persona,
puede proteger a quien lo necesita
pero no lo ve como a un inferior,
se opone a quien daña,
pero no busca su destrucción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario