martes, 25 de septiembre de 2012

Dolor político


     De nuevo, mi esperanza política se hunde. Parece ser que no hay ningún partido político con el que yo pueda sentirme identificado y en el que pueda sentirme a gusto trabajando. Me da la impresión de que mi visión de lo que tiene que ser un partido y las bases que lo sustenten son alienigenas. Pero como quejarse sin aportar es cosa de mal gusto, ya que estamos por pedir, voy a pedir un partido que:

     Su fundamentos ideológicos se levanten sobre:
La búsqueda del bienestar de todas las personas, con independencia de su sexo, raza, religión, afiliación política, preferencia sexual o cualquier otro rasgo idiosincrático.
La igualdad de oportunidades y derechos en toda la ciudadanía sin merma de la diversidad entre sujetos.
El fomento de la conciencia, el sentido crítico, la libertad y la responsabilidad tanto en su militancia como en el resto de la ciudadanía.
La devolución del poder social, político y económico a la ciudadanía.
La oposición a la opresión ejercida por grupos de poder que pretenden el control de otros colectivos humanos para satisfacer sus ansias económicas y de dominación.
La honestidad en los planteamientos y acciones que realice.
La búsqueda del desarrollo completo de cada persona según sus propias necesidades.
La reflexión formada sobre ámbitos diversos, sin subirse al carro del seguimiento o la crítica del mismo sin un conocimiento adecuado.
El logro del voto como una demostración de confianza de la ciudadanía que ha de mantenerse y ser recompensado mejorando más el servicio del partido a la sociedad.

     Su actividad interna se canalice a través de:
Las opiniones e ideas seguidas y discutidas según la calidad de los argumentos que las respalden.
La ocupación de puestos y cargos en función de la diligencia, coherencia y responsabilidad con la que se desempeñen.
Las bases militantes del partido como el fundamento de toda acción, reflexión y pauta.
La humildad, autoconciencia y capacidad de crítica ante sus propias acciones.
La cumplimentación y coherencia hacia las bases ideológicas del partido en todo momento.
El repartimiento de responsabilidad y actividades de forma mesurada entre sus militantes.
La creación de organismos de apoyo interno a militantes con diversas necesidad, ya sean transitorias o crónicas.
La creación de comisiones que supervisen que se cumplen los criterios de convivencia, respeto y buenas prácticas dentro del partido.

    Su actividad externa se exprese a través de:
El seguimiento férreo de su programa electoral.
La respuesta inmediata a las circunstancias sociales, política y económica que así lo necesiten.
La búsqueda constante de alianzas y acciones comunes con otras agrupaciones cuando la meta común y la ideología de fondo así lo permitan.
La participación desde y con la ciudadanía en cualquier movimiento social cuando la meta común y la ideología de fondo así lo permitan.
La creación de organismos y comisiones dirigidas a atender las necesidades de la ciudadanía.
La permeabilidad del programa electoral a las peticiones de la militancia y la ciudadanía.

    Pero creo yo que pedir esto es como decir que uno se quiere vestir con el color que aún no se ha inventao.

No hay comentarios:

Publicar un comentario