martes, 25 de junio de 2013

56 Unión

La amistad es como
dar las gracias,
nace de la simpatía
y aparece cuando debe.

Dar las gracias sin estar agradecido
no crea gratitud,
obligar a dar las gracias
es forzar una simpatía inexistente.

Quién necesita enumerar amigos
es como quien necesita
contar agradecimientos,
insatisfecho con lo que tiene
busca un modo de justificarse.

Quién intenta demostrar su valía
pronto se encuentra
con irregularidades y contratiempos.
Quién trata a los "amigos"
buscando irregularidades y contratiempo
descubre que ha perdido la gratitud.
Quién trata a los "amigos"
evitando irregularidades y contratiempos
descubre que solo tiene falsa gratitud.

Quien no tiene verdadera gratitud
busca amistades con fines extraños.
Quién busca amistad con fines extraños
usa mucho amigo pero ninguno tiene.

Por eso,
de quien quieras amistad,
no busques su control,
no le exijas su presencia,
no le hagas favores con devolución
y si debe aparecer la amistad
esta nacera firmando compromisos invisibles
y lealtades más duraderas que el acero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario