martes, 13 de mayo de 2014

61, Búscar

El que busca ansiósamente
se abraza a fantasmas por contentarse
y tan firmemente cree en ellos
que los hace proliferar.

El ansia de seguridad
solo abre las puertas del miedo,
atar los nudos demasiado cortos
no deja cuerda que usar.

Querer encontrar en cada pájaro
un augurio confirmatorio
nos dará la razón
aunque las estrellas
brillen furiosamente en contra.

Por esto
¿es razonable querer confirmarse?
¿es prudente vaticinar sobre la nada?
¿es útil encorsetar las visiones?

Más vale no saber y amoldarse
que atrapado en constructos y conceptos

naufragar en el mar de las propias explicaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario