miércoles, 2 de febrero de 2011

26

La vida es una sutil ironía

¿acaso la fortuna no es raíz de la perdida

y la insuficiencia la base del logro?


En la rueda de la vida

lo que parecía de provecho

pronto se torna en desgracia

y lo que era desventura

se convierte en triunfo.


En el eterno ciclo vemos fracciones

y tomamos por permanencia

lo que es una transformación de las cosas,

tomamos como sólido

lo que es unidad de multiples partes.


Quita la venda de tus ojos,

abraza el cambio y fluye,

no tomes nacimiento y muerte,

logro y perdida

como sustancia de la realidad.


Creemos que construimos

y establecemos realidades incuestionables

¿Acaso las montañas no eran valles

y los valles montañas?

Si esos monumentos se alteran con el tiempo

¿que no ocurrirá con la finita obra humana?


Respira y vive, tomando cada momento

lo que por si mismo da

y no pretendas establecer los minutos

con más precisión que el reloj

o tu vida será una cascada de frustraciones.