sábado, 10 de julio de 2010

11

No hay nada más frecuente en las personas
que estar extenuado antes de empezar la tarea
y embotarse la mente sin haber pensado

Lanzarse cuando no hay que hacerlo
y evadir el acto cuando más necesario es,
es acrecentar el problema 100 veces.

Es adecuado afrontar cada asunto cuando surge
tomando las cosa por sus partes más pequeña
en el momento que resulte más propicio.

No crecieron las montañas en dos días,
ni los valles se hicieron profundos en una semana,
todo tiene su ritmo de desarrollo natural.

Temer afrontar los conflictos
y posponer o adelantar su resolución
es garantizar que crezcan sin fin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario