viernes, 23 de julio de 2010

14

Cada cual tiene su camino
y solo uno mismo lo conoce
no obstante, solo se descubre
cuando los demás abren la puerta.

No hay significado
que surja de la nada
no hay palabras
que no esperen respuesta.

Si el agua no va en el cauce
nunca jamás podrá ser río,
así mismo, no se hace la persona
si no se funde con la humanidad.

Se puede ser humano
y no ser persona
pero no se puede ser persona
si antes no se es humano.

Así como es milagro la tormenta
cuando no hay nubes en el cielo,
no se desarrolla el sujeto
si antes no se integra en su naturaleza.

La Virtud se encuentra en avanzar
y cuando se ha caminado volver,
beber de las almas de los otros
para iluminar nuestro ser primordial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario