miércoles, 9 de noviembre de 2011

Enfermedades de Transmisión Social


En nuestra sociedad hay una serie de enfermedades que afectan a una amplia franja de la población occidental. Estos molestares y malestares se propagan por contacto visual y auditivo a través de la interacción con elementos altamente contaminantes como la prensa tendenciosa, la televisiones sesgadas y el discurso de la autoridad opresiva. Cuando el patógeno entra en la mente del sujeto, los efectos no tardan en hacerse notar. Empieza por actuar de forma totalmente ajena a sus necesidades reales, ha entrar en un estado de tensión constante, temer a sus congéneres y ha seguir corrientes sociales de forma mecánica.

De curso lento e insidioso, la enfermedad convierte al ser humano es una máquina preprogramada que responde adecuadamente ante las demandas de los lideres de masas. La exposición desde la infancia hace que los trastornos creadas por estas estén firmemente arraigados en los sujetos. Las principales variaciones del patógeno son las siguientes:
- Bella indiferencia
- Perversión de los afectos
- Trastorno del sentido crítico
- Condicionamiento aversivo a la libertad
- Cainismo gregario
- Conformismo masoquista

Cada una de estas afecciones concretas, aunque suelen darse unidas, tienen unas manifestaciones propias y concretas que las hacen fácilmente reconocibles. Aquí sus especificaciones sintomáticas:
- Bella indiferencia
Esfuerzo consciente por ignorar lo que sucede alrededor de un@ mismo@ mientras no se sienta el/la sujeto en cuestión afectad@ por ello, conteniendo la ingenua creencia de que las cosas no se encuentran interconectadas y por lo tanto, el daño ajeno no nos es propio.
Manifestaciones concreta:
- Ver el telediario mientras se come y no atragantarse en el proceso
- No defender los derecho y beneficios ajenos porque no repercuten de forma directa en el/la afectad@
- Consumir sin interés de conocimiento productos que provienen de la explotación ajena
- No participar en modo alguno en actividades que sirvan para el bienestar ajeno
- Saber que estás dañando con tus actos a alguien y verlo bien porque tu te beneficias
- Perversión de los afectos:
Conjunto de esquemas altamente distorsionados que plantean al/la afectad@ tener una serie de emociones ante situaciones, eventos o personas que en nada tienen que ver con los que realmente le suscitan, en virtud de seguir una pauta social recomendada con la que designarse como una persona correcta y equilibrada.
Manifestaciones concretas:
- Preocupación excesiva por la estética, el conocimiento y los productos tecnológicos
- Perdidas de sueño y tranquilidad por la adquisición de fama y reconocimiento
- Enamorarse en falso de personas con el que el/la afectad@ solo quiere acostarse
- Acostarse con personas de las que el/la afectad@ quiere enamorarse o ya lo está, evitando llegar a más
- Temer perder a personas cuando estas ni se tienen ni se poseen y sus afectos tampoco
- Sentido de la culpabilidad egocéntrico que absorbe todo el malestar ajeno innecesarimente
-Desarrollo de la soberbia para encubrir miedos y culpabilidad
- Trastorno del sentido crítico
Supresión de toda capacidad reflexiva en virtud del mantenimiento de una premisa fundamental que está a todas luces contrapuesta a la experiencia y a las vivencias personales. Con frecuencia desemboca en el enfrentamiento entre afectad@s de distinto signo o la agresión contra gente que no mantienen su premisa fundamental.
Manifestaciones concretas:
- Renovación de los procesos inquisitoriales desde perspectivas religiosas y científicas
- Incapacidad de mantener una conversación que no consista en dar o recibir la razón.
- Reincidencia en el mismo error desde la primera vez hasta la defunción de la persona
- Defender a los partidos mayoritarios como si diesen de comer al/la afectad@
- Condicionamiento aversivo a la libertad
Intentos desesperados de la persona que lo padece de evitar tener que tomar elecciones de forma consciente y comedida, por lo que acepta la ruta marcada por la sociedad que le rodea ante la incertidumbre de la novedad y la experimentación de distintas posibilidades.
Manifestaciones concretas:
- Dedicación compulsiva a un reducido número de actividades de forma rutinaria.
- Mantenimiento de un puesto laboral o de una relación que ni interesa ni conviene al/a afectad@
- Desestimación de toda opinión o situación que plantee una alternativa al plan ya trazado
- Ataques de nervios ante un plan que no se ha podido cumplir a rajatabla.
- Evitación de tomar cualquier acción o plan ante la posibilidad de elegir o tener que hacerlo si todo no surge según lo previsto

- Cainismo gregario
Tendencia a diferenciar entre próximos, semejantes y buenos y ajenos, distintos y malos y en base a ello, tomar todo para el propio grupo y buscar el daño, desprecio y deslegitimación de los restantes. La formación de estos grupos se realiza en base a criterios tradicionales y de excelencia sin fundamentos que olvidan que en esencia, todos somos personas y que poseemos igual dignidad, respeto y necesidad de ayuda y buen trato.
Manifestaciones concretas:
- División de la sociedad en frentes con las siglas de partidos que en esencia hacen lo mismo, pero "los otros son los malos"
- Odio exacerbado a Justin Bieber, Miguel Carcaño o a cualquier otro sujeto que los buenos hayan designado como malvado o estúpido y al que odiar para demostrar la propia decencia
- Formas de odio concretas como la xenofobia, el machismo, la homofobia o el enfrentamiento entre canis y pijos o entre taurinos y antitaurinos
- Creencias en ciertas personas de la tercera edad de que los inmigrantes pobres tienen trabajo antes que los autóctonos y que gastan el dinero de la seguridad social

- Conformismo masoquista
Tendencia humana a mantenerse en una situación de daño, malestar o explotación con el pretexto de temer unas consecuencias peores ante su rebelión. Lo frecuente es que la situación empeore por si misma y el/la sujeto afectad@ repita lo mismo en cada cambio de situación.
Manifestaciones concretas:
- No secundar ninguna movilizacion social de interés para el/la afectad@ "porque realmente no vale para nada"
- No encarar actitudes propias y ajenas que poco a poco nos van destruyendo
- Aceptar abusos de autoridad aún teniendo las normativas y leyes de su parte

Se puede apreciar que este conjunto de síntomas son altamente disfuncionales y dañinos. Conviene no ser expuesto su diagnóstico a l@s sujetos de forma repentina ya que puede desencadenar en l@s mismos respuestas altamente agresivas que pueden abarcar respuestas como las siguientes:
- Hace tiempo que olvidaste lo que es sentir
- A ti lo que te pasa es que eres fe@ y tienes envida
- Yo con esta perra comunista no tengo nada que hablar
- Será que te sobra el tiempo para meterte en eso
- Es que no hay otra opción
- Tu lo que eres es un/a burqués/a que no entiende de trabajo
- O blanco o negro a mi no me vengas con matices
(o simple y llanamente una hostia en casos de especial afectación)

Para la prevención y tratamiento de estas enfermedades hay una amplia constelación de técnicas. No obstante no corresponde a este capitulo el desarrollo de los mismos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario