miércoles, 21 de agosto de 2013

Cabalga los vientos

Te pido que cabalgues los vientos
para huir de la seductora sonrisa
del monstruo del concepto puro,
de la idílica perfección,
pues en el denso mar de la vida,
la cuadriculada red del soberbio pescador
recoge agua y éste la confunde con peces.

Ríete del postrante y gris
miedo a la transformación
y fluye hacia la eterna oscilación
de amaneceres y crepúsculos
tomando en cada respiración
tu propia muerte y renacimiento.
Permite que todos tus rostros
canten su propia canción
y se armonicen en su diferencia.

No gires más de lo necesario
tu cabeza hacia atrás,
pues retorcerse sobre lo andado
solo trae sufrimiento.
Tampoco le sostengas demasiado
la mirada al horizonte,
que sus cantos de sirena
harán naufragar los navíos de tus pies
contra las piedras de un camino
que ya empezaste a andar.

No temas el dolor, el fallo ni la muerte,
pues en los callos del alma
están los mapas
donde se dibujan las guías
para aventurarse en pruebas mayores.
No ocultes ni cargues silenciosamente sobre tus espaldas
tus miedos y defectos,
engalanalos y hazlos desfilar alegremente ante ti,
que solo pueden vivir a la sombra de los pozos de tu alma
y pronto se agotan
cuando les haces avanzar por el camino de la experiencia.
Y que las palabras de quién quiere ofuscarte
te haga ver que se ha regalado su derrota,
que el que desea someter,
no tiene razón de ser
si no es por la existencia de a quién somete.
La nobleza del bufón reside en hacer reír
donde la autoridad del rey solo puede atemorizar

Alimenta cada una de las ascuas de tus pasiones
hasta que tu interior brille con incontables estrellas
y que el resplandor de sus hogueras orienten tu camino.
La sombra de tus ilusiones
será el terror los que desconocen el fuego
pero si tu luz es grande,
prenderás en sus corazones un nuevo deseo de vivir.

Busca la palabra secreta de tu esencia
para poder descubrir
que eres una criatura única y excepcional
y que juzgar y comparar son terribles blasfemias.
Nadie puede llenar lo que esta lleno
y quien pretenda colmarte
intentará vaciarte para ahogarte con su ansia.
En la gloria de ser sin definirse
encontrarás quienes te acompañen,
mirando como iguales la fascinación de ser un milagro vivo.

Perdona todas y cada una de las afrentas,
libérate del peso de tener que exigir
compensaciones y venganzas.
Caminar tras el extraviado
solo nos puede resultar en nuestra propia pérdida.

Tira de los hilos de tu maraña
y verás como tu tamaño de hormiga
tumba gigantes con más facilidad
que la honda de David contra Goliat.
Enrédate en las redes
de quienes compartan tus causas
y las miserias del mundo
se acabarán al extender los brazos.


Y así,
no siendo ni una breve respiración
en el pulmón de un eterno titán
te maravillarás al descubrirte
como parte de una Unidad
que es tal porque eres a ella

como ella es a ti.

lunes, 15 de julio de 2013

60, Inmortalidad

La gente teme su desaparición tras la muerte
porque han perdido su visión del Todo.
Olvidando que todo forma una Unidad
viven la fantasía de la individualidad aislada
y van a minucias para hayar consuelo.
Apelar al alma para perder este miedo
es usar un cañón para matar mosquitos.

¿Si la respuesta es fácil
porque recurrir a argumentos más difíciles?

¿Si somos parte de Todo
como es que vamos a desaparecer?

¿Si obramos dentro del Todo
no tenemos un papel importante en la existencia?

¿Si nuestros actos marcan la existencia
no es así como nos volvemos indispensables?

¿Si somos los indispensables
no tenemos un papel para siempre en la historia?

¿No es que se vive por siempre
en las repercusiones de nuestras decisiones?

Más vale ocuparse en el ahora
y que nuestros huella sea positiva

que envenenar el mundo con un miedo innecesario.

59, Muerte

La gente se lanza sobre la muerte
o la esquiva toda su vida.

Quien se lanza sobre ella emplea el dogma
¡La muerte es el final! ¡La muerte es solo un tránsito!
Y con una de esas afirmaciones cierran o abren sus puertas,
crean sus rituales y viven para la otra vida
o esperan el abrazo de la nada cuando acaba ésta.

Quien la esquiva, la rehuye y no la ve
se preocupa constantemente por la perdida y la enfermedad
y siente una terrible angustia cuando la muerte aparece.

Quien no acepta la muerte
siente un terrible pavor por la vida para no perderla,
quién la acepta pero niega otras vidas
asegura lo que desconoce
y no se prepara para un camino más largo,
quien la acepta y creen en otras vidas
vive con esperanza
pero se compromete con un mañana demasiado lejano.

¿Quién está en lo correcto?
Evitar acerca aquello que se rehuye,
por lo que esquivarlo no es correcto.
Afirmar rotundamente garantiza el error,
por lo que dogmatizar no es correcto.
Vivir para mañana niega aprender hoy,
por lo que vivir para el futuro no es correcto.

Por eso,
aceptar la existencia de la muerte es correcto,
aceptar la incetidumbre es correcto,
aceptar el momento presente es correcto.

¿Si la muerte es inevitable
y se presenta por si misma
para que buscar respuestas
que se darán en su momento?

58, Felicidad

Quien desconoce la felicidad
confunde a ésta con el bienestar.

Tener esta confusión
empuja a buscar permanecer siempre gozoso,
permanecer gozoso implica imponerse un estado,
para imponerse un estado se necesitan ideales
obsesionarse con ideales destierra la claridad de visión.

Vivir obligado al placer trae doble sufrimiento
ya que evitar el dolor produce sufrimiento
y encontrarlo también lo produce por el hecho de tenerlo.

Crear ideales férreos sobre lo correcto y el disfrute
es ponerlos por delante de los hechos
es distraerse de la vida y obrar perjudicando.

Quien tiene este modo de vida
nunca dejará de cosechar y provocar malestares
por buscar en exceso el placer y una coherencia sesgada.

La felicidad es como abrazar amorosamente el dolor,
vivir en el gozo el tiempo justo que dure
y dejar que las cosas se ordenen por si misma
obrando solo en el momento adecuado.

Quien se encuentra en la felicidad no teme al dolor
pues lo tiene por maestro
y sus espinas se clavan justo donde deben.


domingo, 14 de julio de 2013

57, Paradojas

Un agravio es la puerta para el perdón,
el dolor permite la aparición de la fortaleza,
sin frustración no puede desarrollarse la paciencia,
si no surge la rabia no se ejercita el autocontrol,
sin caprichos no se distingue lo necesario de lo superfluo,
sin errores no se aprenden mejores métodos...

Por eso aquello que es dañino
puede ser el mejor maestro,
quien más nos provoca
quien más nos enseñe
y nuestros defectos
la base para nuestras virtudes.

No se puede fabricar una moneda
que solo tenga una cara
por bueno que sea el artesano
¿No es mejor asumir el estado natural
y tomar "bueno" y "malo"
como estados de la misma cosa?

De todo lo grande y admirable
nada puede haber sin antes ser semilla.
Nada es perfecto y ni se hace pleno al nacer
pero quien quiere alcanzar pronto esta meta
obtendrá una maduración temprana
y decaerá antes del fin natural de sus días.

martes, 25 de junio de 2013

56 Unión

La amistad es como
dar las gracias,
nace de la simpatía
y aparece cuando debe.

Dar las gracias sin estar agradecido
no crea gratitud,
obligar a dar las gracias
es forzar una simpatía inexistente.

Quién necesita enumerar amigos
es como quien necesita
contar agradecimientos,
insatisfecho con lo que tiene
busca un modo de justificarse.

Quién intenta demostrar su valía
pronto se encuentra
con irregularidades y contratiempos.
Quién trata a los "amigos"
buscando irregularidades y contratiempo
descubre que ha perdido la gratitud.
Quién trata a los "amigos"
evitando irregularidades y contratiempos
descubre que solo tiene falsa gratitud.

Quien no tiene verdadera gratitud
busca amistades con fines extraños.
Quién busca amistad con fines extraños
usa mucho amigo pero ninguno tiene.

Por eso,
de quien quieras amistad,
no busques su control,
no le exijas su presencia,
no le hagas favores con devolución
y si debe aparecer la amistad
esta nacera firmando compromisos invisibles
y lealtades más duraderas que el acero.

jueves, 20 de junio de 2013

55, Control

Se tiene en estima
a quienes hacen burla hiriente,
a quienes hacen enrevesadas críticas
y a quienes manifiestan su superioridad.

Se encuentra satisfacción
en el escarnio del vecino,
el odio hacia el errado
y en la adquisición de poder.

Siendo esto así
¿no se justifica la base
de todo maltrato?
Si una sociedad se perpetúa así
¿no tiene su asiento
en el conflicto y el daño?
Si este es el proceder humano
¿No vive en la ostentación,
mirando más al resto
que hacia si?

¿No sería entonces más recomendable
la parodía que la mordacidad?
Donde la primera exagera
aquello a lo que se abraza,
la segunda pretende
una victoria dañina
sobre aquello en lo que se fija.

Quien busca la flaqueza ajena
expone su propia debilidad
y quedará ciego y herido ante el espejo,
pues quién esgrime un cuchillo
no se da cuenta de que el filo mortal
está muy cerca de su propio cuerpo.

domingo, 16 de junio de 2013

54, Hermandad

Todo cae por su propio peso,
el río del tiempo
distribuye como debe todo en sus orillas.
La precipitación en las valoraciones
se convierten en juicios de valor,
los juicios de valor
dividen en buenas y malas a las persona.
¿Si siendo hermandad somos lo mismo,
como pueden existir diferencia de bondad o maldad?

Porque el miedo se alimenta a si mismo
y convierte al resto en causantes de nuestros trastornos.
Si en quien se dice inocente existe esta confusión
¿Cuales no habrá en quien podríamos decir
que su proceder es dañino?

Quién se exime de maldad y se coloca en la bondad
se hace miserable al ensalzarse por encima del resto
y confuso al separarse falsamente de la hermandad.
Quien se coloca tan alto y se compara
atrae sobre si las críticas.

Confuso y enfrentado no se puede perdurar
y se verán enemigos por todos lados.

¿No es mejor hacerse uno en la hermandad
y aceptar los errores ajenos como parte de su camino?
¿No es mejor no ensalzarse para no tener
que vivir preocupado de justificarse?

Por eso digo
que quien contemple el fallo ajeno como propio
vivirá en armonía y será una gran ayuda para el resto.

martes, 29 de enero de 2013

Instrucciones para salvar al mundo en ocho pasos.


1º No considerar que hay unas instrucciones para salvar el mundo. Tener un criterio fijo sobre como deben ser las cosas y mantenerlo a toda costa es lo que da lugar a que estemos divididos y expuestos. Hay muchas maneras de intentar hacer del mundo un lugar mejor y muchas de ellas no tienen por que ser incompatibles. Si prefieres el veganismo y yo quiero seguir comiendo carne ¿porque nos vamos a enfrentar si queremos que los animales tengan una vida digna? La mayoría de las cruzadas personales que tenemos se deben más a la necesidad de garantizar nuestro punto de vista y ahorrarnos inseguridades que a su capacidad demostrada de ayudar.

2º Tomar conciencia de nosotr@s mism@s. Vivimos en un estado de atención silenciosa a las exigencias externas. Quién debemos ser, como nos debemos comportar, que nos debe gustar, que debemos estudiar, en que debemos trabajar, como debemos vestir, con quien tenemos que estar y un sinfín más de clausulas para ser una persona de bien. El resultado final es que somos un sujeto más de tantos, listo para obedecer las ordenes sutiles que nos dan desde la sociedad. Incluso la apariencia y comportamiento de "antisistemas" y "opositores" está predefinido por el discurso social. Así favorecer al status quo de la misma y nos volvemos infelices que deben aparentar ser felices, por lo que la causa de nuestros problemas siempre serán otras personas.

3º Empezar de forma activa una lucha interna contra las creencias que nos han obligado a tomar. Para que las cosas se mantengan y perduren es necesario que en la sociedad fomente una serie de formas de entender la vida. No tenerlas supondría que el control que ejercen sobre nosotr@s desapareciera. Temas como el cuidado personal, la sexualidad, las relaciones personales, las formas de ocio o la educación se encuentran mediatizados para que mantengamos un patrón. Lo malo es que estas formas de pensar y proceder son nocivas y desnaturalizadas, por lo que nuestro comportamiento nos hace sufrir sin darnos cuenta de que esta es la fuente del daño. Por lo común, estas creencias tienen su raíz más profunda en el miedo, la inseguridad, la desconfianza y la posesión, ya sea de personas o de bienes. Hay que combatir estas creencias y buscar el camino que realmente ayuda a cada cual a ser feliz dentro de una comunidad sana.

4º Poner de relevancia la necesidad del otr@ y de su cuidado. Las personas necesitan a las demás personas, ya sea por cuestiones afectivas, de cuidados, de integración de habilidades o para la obtención de recursos. Además de que una persona sola aprende mucho más lentamente que alguien que comparte su opinión y trabajo personal con el resto. Mientras más intima, profunda y honesta sea una relación mayor conocimiento de la otra persona y de uno mism@ se obtiene. Con esto, es de sentido común que dañar al otro, tener relaciones de desconfianza o de abuso, termina por repercutirnos negativamente de alguna manera.

5º Tomar conciencia de donde estamos y las consecuencias de nuestro consumo. Nuestros pensamientos y acciones tienen consecuencias. Puede que hayamos creído que nuestros actos no repercuten en el mundo, pero eso no es cierto. Aunque sea a pequeña escala, tenemos influencia en todo el planeta. Las compras son una de esas palancas de acción. En un sistema en el que el poder se mide en el dinero y en control de los recursos que las grandes empresas tienen, poder elegir que productos consumimos es muy importante. Muchas de estas empresas, (bancos, supermercados, farmacéuticas...) tienen negocios turbios a sus espaldas que se descubren solo investigando un poco. Al pagar por lo que nos ofrecen estamos premiando sus acciones y dándole beneficios por todo aquello que hayan hecho. Por ello es muy importante informarse para saber si estamos contribuyendo o no a hacer algún daño.

6º Agruparse para alcanzar metas comunes. Sin la complementación de puntos de vista, nuestras metas llegan a poco. Nos resulta necesario, por nuestras limitadas capacidades, escuchar lo que otros nos puedan aportar, además de que sobrecargarse con responsabilidades y actividades ni es bueno, ni eficaz, ni útil. Un trabajo bien repartido y planificado por un grupo de personas que saben compenetrarse lograrán más de lo que una sola y recelosa.

7º Participar en los problemas que tiene la comunidad. Todo grupo humano tiene problemas, ya sea por cuestiones de recursos, conflictos interpersonales, personas que requieren cuidados, etc. Fomentar el cuidado y la atención dentro de la comunidad creará redes de apoyo que beneficiarán a todos los participantes, ayudándolos en tiempos de adversidad, sea esta del tipo que sea.

8º Vincular y conectar las comunidades y los grupos de trabajo. La comunicación y el intercambio de las habilidades y recursos de unos y otros será suficiente para plantear las soluciones a cualquier problema que se planteen de una forma mucho más potente que la anterior. Estas conexiones serán además una vehículo para la voz de la ciudadanía y un organismo vivo que conocerá sus necesidades y sabrá plantearlas y luchar por su satisfacción.